Se subasta un Porsche Tipo 64 que podría ser el más caro de la historia

Un automóvil Porsche producido hace 80 años del que sólo se fabricaron tres unidades entre 1939 y 1940, será ofrecido al mejor postor y la casa de subastas Sotheby's calcula alcanzar con él unos 20 millones de dólares, según informó tras presentar el coche en la ciudad de Londres.

Type 64 60K10 de Porsche, fabricado en 1939.


El Type 64 60K10 se considera el primer vehículo diseñado por Porsche. Se fabricaron solo 3 unidades de este fuera de serie, que debe su nombre al Porsche Type 60 dado que se construyó mezclando las piezas con las del Volkswagen Escarabajo.

Su diseño exterior en curvas suaves y redondeadas beben de esta mezcolanza. La idea de Ferdinan Porsche se gestaba mientras trabajaba en el Escarabajo, el proyecto lo entusiasmaba y le propuso a Volkswagen crear una versión más potente: el motor sería el mismo pero aumentaría su capacidad en 1,5 litros para que produjese 160 caballos y fuese más veloz. En cuanto a su carrocería, sería más deportiva, aerodinámica y elegante. La compañía rechazó su propuesta porque el concepto del ingeniero se oponía a la imagen de austeridad que quería proyectar el gobierno nazi y lanzarlo al mercado podría tener fatales repercusiones para la empresa.

El furor de los alemanes por las carreras de coches, el evento más popular entre los aristócratas, era un sentimiento que la tensión política no era capaz de enfriar. Por eso en septiembre de 1939 Mayor Hühnlein, muy cercano al Fürer, organizó una carrera entre Berlín y Roma. La propuesta de Porsche lo obsesionó: convertir el concepto popular de Volkswagen en el deportivo más eficiente de europa era la oportunidad idónea de demostrar la grandeza alemana ante Europa. La carrera se suspendió porque unas semanas antes se declaró oficialmente la guerra, pero Ferdinand Porsche no sabía que su leyenda se estaba gestando a fuego lento.

Solo se construyeron 3 unidades: la destinada a competir y dos más que nacieron de la tenacidad de Ferry Porsche, que siguió diseñando el deportivo de su padre pese a la adversidad, el Tipo 64 es, por tanto, el eslabón perdido entre Volkswagen y el Porsche, y para fabricarlo se aplicaron las tecnologías de los aviones de la Segunda Guerra Mundial.

El motor del vehículo, un bóxer que producía 50 caballos alcanzaba una velocidad máxima de 153 km/h a pesar de sus 540 kg de peso. Su excelencia respondía en parte a sus 985 centímetros cúbicos, doble carburación, válvulas superiores y mayor tasa de suspensión. Estas prestaciones eran una revolución en la época.

Los tres ejemplares se hicieron a mano, la Fábrica Reutter (posterior Recaro) construyó su carrocería. Utilizaron la plataforma original del Escarabajo pero lo convirtieron en el mejor vehículo de la época.

El tercer Tipo 64, hoy a subasta, fue el automóvil familiar de Ferry Porsche. Sólo lo condujeron Ferry y Ferdinand Porsche.

La Segunda Guerra Mundial, la profunda herida alemana y la crisis económica provocaron que la industria del automóvil se paralizara en el país con Ferdinand Porsche encarcelado por trabajar para el régimen nazi. La versión popular y austera de su escarabajo comenzó a fabricarse en serie en 1945 por Volkswagen y en los años 50 sería el coche más vendido del mundo, por encima del Ford-T.

Las unidades del "Beatle de carreras" que fabricó Ferdinand Porsche pasaron a manos privadas, una de ellas fue destruida por su propietario tras la caída de Hitler, otro de los modelos desapareció. Solo uno sobrevive al peso del tiempo. El ingeniero nunca consiguió llevarlo al mercado pero logró que convertirlo en un automóvil único y genuino: el primer Porsche propiamente dicho. Y está a punto de convertirse en el más caro del mundo.

Entre las décadas de 1920 y 1930 la industria del automóvil ebullía y las grandes casas convertían sus creaciones en una seña de identidad y orgullo nacional. España consiguió situarse a la cabeza con Hispano Suiza, que presumió de producir los mejores vehículos del mundo. Se disputaba el cetro con la firma Rolls Royce en Inglaterra. Pero la década de 1930 alumbró a un genio del del diseño automotor: Ferdinand Porsche.

La casa Austro-Daimler se fijó lo conoció como un avezado piloto que se atrevía a competir en carreras al volante de sus propios diseños. Ganó muchas. La casa lo convirtió en director técnico hasta 1923, año en el que Mercedes se lo arrebató con una mejor oferta.

La capacidad de aquel ingeniero originario de Bohemia atrapó a Volkswagen, para quien ideó los modelos más representativos de la marca, hasta que ésta le cortó las alas cuando concibió la versión deportiva del "Beattle". La fábrica alemana no sabía que esta decisión estaba impulsando a un gigante automovilístico de primer nivel.

Ferdinand Porsche decidió superarse a sí mismo aliándose con su hijo, Ferry Porsche y creó su propia fábrica de automóviles. El fuera de serie que se subasta es el primer proyecto que alumbraron padre e hijo y Marcus Göring, especialista en automóviles de RM Sotheby's lo considera una pieza de valor incalculable en la historia de la industria automotriz porque "sin el Tipo 64, no habría Porsche 356, ni 550, ni 911", lo califica como "una leyenda de la compañía" y advierte a los coleccionistas de la pasión que levantará la subasta "probablemente sea una oportunidad irrepetible para sentarse en la sede de Ferdinand y Ferry Porsche".

Andy Prill, experto en automóviles, analizó la conservadión del coche y supervisó cada uno de sus elementos, su sorpresa fue mayúscula: "he visto innumerables Porsches especiales en mi carrera, pero nada como esto". Se estima que supere con creces los 20 millones de euros en la subasta.



Gentileza: ABC




Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno