Conozca cuáles son los riesgos de la dieta vegana para los niños

La alimentación vegana cimientada en que los humanos no necesitan comer carne ni derivados de ningún animal para mantenerse sanos. Sin embargo, los niños en su época de crecimiento necesitan un aporte extra de proteínas y vitaminas esenciales para el correcto desarrollo de la masa muscular, huesos y cerebro.

El veganismo o el vegetarianismo puro es una dieta que prohíbe las proteínas animales.


La Real Academia de Medicina de Bélgica hizo pública la recomendación de que los menores, las embarazadas y las madres que dan el pecho no sigan una dieta vegana.

"Esta alimentación restrictiva genera carencias inevitables y requiere una vigilancia continua de los niños para evitar deficiencias y retraso en el crecimiento a menudo irreversibles", aseguraron en un comunicado emitido el 14 de mayo.

La institución se posicionó sobre este asunto a raíz de una petición de Bernard De Vos, delegado para los derechos del niño en Bélgica.

El veganismo o el vegetarianismo puro es una dieta que prohíbe las proteínas animales.

Así, una persona vegana no come carnes, aves, pescado ni mariscos, como los vegetarianos, pero tampoco consume productos con lactosa, huevos o miel.

la Academia de Medicina belga recuerda que "las vitaminas esenciales como la D y la B12, el calcio, y oligoelementos y nutrientes indispensables para un desarrollo adecuado están ausentes de esta alimentación".

Las consecuencias para los niños, aseguran, pueden llegar a ser muy graves.

"Estamos hablando de retraso en el crecimiento y retrasos psicomotores, de desnutrición y de anemias importantes", explica la dietista pediátrica Isabelle Thiébaut, que colaboró en la redacción de la opinión de la academia.


Necesidad de proteínas

Georges Casimir, pediatra del HUDERF, explica: "Cuando somos niños, el cuerpo fabrica en particular las células del cerebro. Esto implica más necesidadde proteínas y ácidos grasos esenciales. El cuerpo no los produce, por lo que hay que buscarlos en las proteínas animales".

Es de su misma opinión Sylviane Podlubnai, dietista jefe del Hospital Infantil Reina Fabiola de Bruselas, que advierte de que los casos más graves acaban requiriendo la hospitalización del menor.

"Hay algunos casos gravísimos que, afortunadamente, mejoran gracias a la intervención de los pediatras", dijo.

Por todos estos argumentos, la Real Academia Belga de Medicina aconseja que los niños no sigan esta dieta y recuerda encarecidamente que, si este es el caso, debe hacerse con seguimiento médico.

"Llamamos la atención sobre el hecho de que no es normal tener que asistir médicamente a un niño que nace con buena salud", concluye Casimir.


Una dieta popular

Se trata de una dieta que cuenta con cada vez más adeptos. En Reino Unido, por ejemplo, entre 2006 y 2016 los veganos aumentaron en un 350%. Y en Estados Unidos el número de personas que lleva una alimentación 100% vegetal ha aumentado en un 600% en los últimos tres años, según un informe de tendencias alimenticias de 2017.

Según la Asociación Vegana española, el veganismo va más allá de ser una dieta. Es un "estilo de vida centrado en la exclusión razonable, en la medida en que sea posible y practicable, de toda forma de explotación y crueldad hacia la utilización de los animales como alimento, ropa u otros usos".

No todas las instituciones, sin embargo, están de acuerdo con la academia belga.

La Asociación de Dietética Británica (British Dietetic Association) sostiene que una dieta vegana es "adecuada para todas las etapas de la vida la infancia y el embarazo".

En todo caso, sí que parece haber consenso en informarseantes de seguir cualquier dieta restrictiva y ser consciente de las carencias a las que tendremos que poner remedio, por ejemplo con suplementos vitamínicos.


7 riesgos de la dieta vegana para un niño

1. Déficit de calcio: El calcio es esencial para el desarrollo de los huesos, más aún en la etapa infantil, momento de pleno crecimiento del esqueleto. Es cierto que las verduras de hoja verde y otros como el brócoli o las acelgas son buena fuente de calcio, sin embargo, estas verduras están desaconsejadas para niños menores de 1 año, porque son grandes portadoras de nitratos, que pueden ser muy tóxicos para los pequeños.

2. Déficit de hierro: La consecuencia directa de falta de hierro es la anemia, es decir, escasez de glóbulos rojos. El hierro que transmiten el mundo vegetal es diferente al que aporta el mundo animal. El primero se absorbe en menor cantidad.

3. Déficit de zinc: El zinc es muy importante para el desarrollo del sistema inmunitario. Las carnes de res, vaca y cordero son la principales fuentes de este mineral. En la dieta vegana, se suplen con los frutos secos y las legumbres.

4. Déficit de vitamina D: La vitamina D es la encargada de favorecer la absorción del calcio, base fundamental para la formación de los huesos. La dieta vegana presenta bajos niveles de vitamina D, por eso se recomienda a todos los que siguen esta dieta, tomar el sol al menos dos horas al día o incluir en su menú suplementos de esta vitamina.

5. Déficit de vitamina B12: Esta vitamina es muy difícil de encontrar en el mundo vegetal, y es fundamental para la formación del cerebro y el desarrollo de las células en general. Está presente en algún alga, pero aún así es necesario un complemento. La escasez de vitamina B12 puede provocar problemas del sistema nervioso.

6. Bajos niveles de hemoglobina: Unos buenos niveles de hierro harán que la cantidad de hemoglobina esté perfecta. La hemoglobina se encarga de llevar el oxígeno desde los pulmones a todo el cuerpo. Su carencia produce fatiga y sueño. Para mejorar los niveles de hemoglobina se recomiendan alimentos como el pescado, los huevos y la carne de vaca. Todos estos están excluidos en la dieta vegana.

7. Bajos niveles de proteínas: Las proteínas son esenciales para la formación de los músculos. 100 gramos de carne aporta 30 gramos de proteínas. Esa misma cantidad de brócoli, sólo aporta 3 gramos de proteínas. 100 gramos de quínoa, 14 gramos de proteínas. Aunque se consiga la misma cantidad de proteínas con la soja, los expertos aseguran que biológicamente no aportan lo mismo.


Muchos pediatras y nutricionistas aseguran que desde la dieta vegana (que no es lo mismo que vegetariana) es muy difícil cumplir con las necesidades extras de un niño en crecimiento. Aunque existen verduras y legumbres capaces de aportar grandes cantidades de proteínas y vitaminas, los expertos alertan de que no son sustitutivos de lo que aporta la carne y los productos derivados de animales, como los huevos o los lácteos.



Gentileza: 20 Minutos




Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno