Crean un filtro que engaña a los sistemas de reconocimiento facial

D-ID elimina imágenes faciales sin procesar ni perfilar el sujeto. Luego reemplaza las imágenes con caras fotorrealistas generadas por IA de personas inexistentes. Estas caras anonimizadas conservan una tez natural, lo que hace que la tecnología sea muy superior a las soluciones heredadas que dependen del desenfoque o la pixelación.

D-ID crea un filtro que convierte en anónimas todas las caras que capta una cámara para que no las identifique una IA.



Escuchar la noticias



La privacidad es algo que a muchos les ha empezado a interesar a partir del escándalo de Facebook. Los usuarios son cada vez más conscientes de que su identidad en Internet está comprometida de uno u otro modo, más ahora con la presencia de dispositivos conectados a una inteligencia artificial. Las cámaras son lo que más temen y para todos ha llegado una tecnología que engaña a las IA de reconocimiento facial con un filtro.


Así funciona el anonimizador automático

Ya se ha convertido casi en una costumbre eso de desbloquear el móvil con solo mirarlo. Apple con su iPhone X lo puso de moda con el Face ID, algo que han intentado copiar el resto de firmas con mayor o menor éxito. En su momento, muchos se preguntaron si Apple guardaría en sus servidores las imágenes de todos y cada uno de sus clientes cuando tuvieran que hacerse el selfie de rigor y Apple contestó ya creando un apartado en su web.

¿Pero qué pasa con las videocámaras de los centros a los que acudes todos los días? todas ellas almacenan tu cara y datos sin que te des cuenta y algunos sitios ya empiezan a usar inteligencia artificial para reconocer a cada persona. La solución para proteger los datos de cada uno reside en un nuevo filtro creado por los chicos de D-ID.

Para los que no los conozcan, la compañía fue fundada por varios miembros del ejército israelí que han desarrollado un filtro que genera una imagen distinta de cada persona que pasa delante de una cámara con IA integrada. Básicamente, el software actúa de forma ultrarrápida creando una foto alternativa de cada persona. De esta forma, la cara se puede parecer aunque dispone de rasgos nuevos que lo convierten en una persona totalmente distinta.

Esta función tiene una doble función: por un lado, las personas podrán pasear tranquilas sabiendo que sus datos están a salvo. Por otro lado, las compañías pueden usar los datos que les brindan las imágenes para sus analíticas. Así pues, la conclusión es que se trata de una alternativa útil para que las empresas no dejen de trabajar las personas del entorno puedan estar tranquilas de que ninguna cámara les va a reconocer.



Gentileza: Betech




Dulces Secretos - Bandejas de desayuno


Dulces Secretos - Bandejas de desayuno